Menú

LOS ACONTECIMIENTOS MÁS RELEVANTES
DEL MOTOCICLISMO MUNDIAL

Katja Poensgen, el motociclismo también es un deporte de mujeres

Katja Poensgen, el motociclismo también es un deporte de mujeres

Hace algunos años, cuando se hablaba del motociclismo, era muy normal que se le relacionara con un deporte inclinado para el sexo masculino. Sin embargo, en los últimos años se ha visto que ha aumentado la participación de las mujeres en el asfalto, como grandes pilotos y en todas las modalidades de este tan apasionante deporte. Tal es el caso de Katja Poensgen, una piloto alemana que modificó la etiqueta masculina en el motociclismo mundial.

Katja Poensgen nació el 23 de septiembre de 1976 en Mindelheim, Alemania. Desde muy temprana edad su padre solía llevarla a competencias de motos. Cuando el Gran Premio se celebró en Alemania, la presencia de Katja no faltó en las gradas del circuito, y a partir de entonces el amor por la velocidad en dos ruedas nació en ella para nunca irse.

Cuando la joven rebelde cumplió 14 años, su familia le obsequió una Suzuki RG 125 cc. Tres años después compitió en la Copa Juvenil de Alemania, y aunque quedó en último lugar, puso a sus rivales a temblar al ser la única mujer en la competencia.

Y es que Katja no sólo resaltaba por ser la única mujer competidora, sino que su intrépida personalidad la hacía destacar: era una niña rubia adorable de trenzas que competía ferozmente.

En 1995 disputó un Campeonato en Italia contra mujeres, y cuenta: “Fue muy divertido, pero para nada duro. Con los hombres es más difícil y más serio”.

Al finalizar el año Katja volvió a participar en la Copa Juvenil de Alemania, pero esta vez se adjudicó la victoria de la competencia. Desde entonces, la pequeña piloto se fue abriendo camino entre los conductores más sonados de dicha época. Para 2001 la joven de 24 años debutó en la categoría de 250 cc  en el Mundial de Velocidad celebrado en la ciudad de Japón. Terminó en el puesto número 22, vivió la experiencia de su vida, y le quedó claro cuál el nuevo objetivo de su carrera como piloto: ser la campeona del mundo.

En 2003 regresó al Mundial de Velocidad, celebrado esta vez en Italia, donde dio una mejor actuación comparada con la del 2001. Ocupó el puesto número 14, lo cual ya era una victoria significativa para la joven piloto. Al terminar la competencia comentó durante una entrevista: “Nadie quiere quedar detrás de mí… Una vez, cuando un piloto vio que estaba delante de él, me presionó como loco para pasarme, y lo que consiguió fue tirarme”. En cambio, para ella, ganarle a un hombre es un aliciente. Hasta ahora lo ha conseguido bastantes veces.

Katja ha sido la imbatible ganadora de la carrera The Essenza, una eliminatoria donde solamente el ganador de cada manga es quien pasa a la competencia final. Justamente el mes pasado Katja peleó la victoria contra 16 pilotos en dicha carrera, celebrada en el Café Racer Festival. La piloto se caracterizó por la modificación de su Indian Scout: una reducción de casi 50 kilos en la moto (lo que dejó a la Scout por debajo de los 200 kilos, cuando su peso de serie es de 245 kg) y un aumento en la potencia del motor, hasta conseguir los 185 cv. La motocicleta fue apodada como “Miracle Mike”.

Actualmente Katja Poensgen es considerada la Leyenda Road Racing de la FIM.

Sobre su motocicleta “Miracle Mike” Katja logró conseguir el puesto número uno de la carrera celebrada año con año Punk Peak Race. Éste fue el último triunfo del año de la valiente piloto, y sin duda alguna nos seguirá dando de qué hablar en las siguientes temporadas.

Si deseas conocer las personalidades que hacen historia en el motociclismo, te recomendamos estar al tanto de las siguientes ediciones de Motociclo.

Los acontecimientos más relevantes del motociclismo mundial.

Suscríbete al Newsletter

Galerias