Siegfried Bettmann, el emprendedor que dio vida a Triumph Motorcycles

Siegfried Bettmann, el emprendedor que dio vida a Triumph Motorcycles
Siegfried Bettmann fue un talentoso alemán fabricante de bicicletas, motos, y posteriormente de autos, que dejó uno de los legados más grandes en el mundo al ser el fundador de una de las marcas más reconocidas, Triumph Motorcycles. Además estableció la Fundación Annie Bettmann, dedicada a ayudar a los jóvenes a emprender su propio negocio, lo que para la época era verdaderamente difícil. Bettmann nació en 1863 en Nuremberg, Alemania, lugar donde vivió hasta su juventud. Se mudó a Gran Bretaña en 1885 para trabajar con Kelly & Co. recopilando directorios extranjeros para sus publicaciones; en menos de un año ascendió a traductor y representante de ventas en el norte de Europa. Hablando inglés a la perfección, conoció a Annie Meyrick, con quien rápidamente contraería nupcias. A sus 23 años Bettmann era de nacionalidad inglesa, pero con corazón alemán.
En 1886 fundó S. Bettmann & Co., una pequeña constructora de bicicletas, mismas que comercializó en Londres bajo el nombre comercial de Triumph. Las bicicletas se vendían como pan caliente, por lo que decidió buscar un eslogan de impacto, y la compañía llegó a ser conocida como “La compañía del ciclo del triunfo”. Un año más tarde la firma se registró como New Triumph Co. Ltd. En 1888 se asoció con Moritz Schulte, quien lo convenció de transformar la pequeña constructora en una fábrica de mayor volumen. Con el apoyo de ambas familias, Bettmann compró un establecimiento en Coventry y la empresa comenzó a producir las primeras bicicletas de marca Triumph en 1889. En 1902 la compañía diversificó la producción y desarrolló la primera motocicleta. Se trató de una bicicleta reforzada con un motor Minerva de 2.25 CV, a la cual denominaron Triumph 240 cc. Una vez que el negocio creció, los motores adquiridos fueron reemplazados por los originales creados en la misma fábrica, y en 1907 la empresa creció y se cambió a un establecimiento más amplio, en los locales de un antiguo molino. En 1908 el piloto Jack Marshal fue patrocinado por Bettmann con una Triumph 476 cc para competir en el TT Isla de Man. Este piloto inglés marcó la primera victoria de una moto con bastidor y motor construidos por un mismo fabricante, lo cual demostró la fiabilidad y rendimiento de las motocicletas Triumph. El éxito de Siegfried Bettmann le permitió convertirse en presidente de la Asociación Liberal. También fue miembro fundador de la Cámara de Comercio, y fue juez de paz; en 1913 se convirtió en alcalde de Coventry, y fue la primera persona sin nacionalidad británica en ocupar el cargo.
Un año más tarde, en compañía de su esposa Annie, crearon la Fundación Annie Bettmann para ayudar a ciudadanos de entre 18 y 40 años que desearan iniciar su propio negocio. Los apoyos que otorgaban iban desde becas de educación superior hasta préstamos monetarios para emprender algún negocio. Al comienzo de la Primera Guerra Mundial se les pidió que pusieran a disposición de los militares todos los recursos de los fabricantes de la localidad. Dos semanas después de que Gran Bretaña le declarara la guerra a Alemania, Bettmann recibió un pedido del capitán Holdsworth (quien se convertiría más adelante en el director general de Triumph) de 100 motocicletas para el Cuerpo de Servicio del Ejército. Era un sábado por la tarde, y Bettmann y su personal trabajaron sin parar para terminar el pedido; el domingo por la noche fueron entregadas a la estación de ferrocarril, justo a tiempo para enviarse en el tren nocturno. A raíz de eso el ejército británico colocó grandes pedidos para el Modelo H de Triumph 550 cc, y para 1918, al menos 30 mil unidades fueron vendidas al ejército. Bettmann ya se había convertido en el fabricante de motos más grande de Gran Bretaña.
En 1921 Bettmann adquirió la compañía de autos Dawson, y para 1922 Triumph fabricaba motocicletas y automóviles. Al primero de sus autos lo nombró Triumph 10/20. En 1930 la compañía cambió su nombre a Triumph Motor Company y produjo las gamas Triumph Southern Cross y Gloria. En 1936 la empresa entró en una crisis financiera y desterró la división autos. Esta fue su primera opción, pues los costos de producción de un auto eran elevados. Sin embargo, al poco tiempo, lamentablemente la división de bicicletas y motocicletas también fue vendida a Jack Sangster, dueño de Ariel Motorcycles. Pero aun con la fusión, el nombre de Triumph prevaleció.   Siegfried Bettmann murió el 23 de septiembre de 1951. Su legado ha prevalecido hasta la fecha como una de las marcas de motos más famosas del mundo. Los sucesores han sabido combinar las bases de Bettmann con los ideales innovadores que han ido surgiendo a través del tiempo.

Los acontecimientos más relevantes del motociclismo mundial.

Suscríbete al Newsletter

PATROCINADORES

Galerias