Parte 2: 8 museos que debes visitar antes de morir

Parte 2: 8 museos que debes visitar antes de morir
  1. Motos japonesas
Ahora que si lo tuyo son las motos japonesas, el mejor lugar para encontrar una buena colección de estas es el país que las vio nacer. Lo mejor de todo es que Japón es un país rico en historia, gastronomía y tecnología, por lo que será un viaje que valdrá la pena en todos los sentidos. Aquí te proporcionamos varias opciones.
Honda Collection Hall. Sin duda una de las marcas más emblemáticas del mundo del motor es Honda. Por eso, si planeas visitar Japón debes ir al circuito de Motegi, donde se encuentra el Honda Collection Hall.
Este museo de transportes aloja autos y motocicletas de la marca. Abrió sus puertas en 1998 y contiene aproximadamente 350 vehículos totalmente restaurados y listos para ser utilizados. Incluso el museo prende sus motos de vez en cuando para que los asistentes no solo se deleiten al ver los modelos, sino también al escuchar la melodía de su máquina. Entre sus joyas se encuentra la Honda 2RC143 con la cual la marca ganó su primer TT de la Isla de Man en 1961. Motegi se encuentra a 150 km de Tokio y puedes rentar un coche o tomar el tren bala. “Las máquinas nunca mienten. El éxito siempre vendrá si son realmente buenas. Así que hay que enseñarle al mundo lo que hemos hecho. Solo así podrán ver la real Honda”, afirmaba Soichiro Honda.  
Kawasaki Good Times World. Dentro del Museo Marítimo de Kobe, en el puerto del mismo nombre, se encuentra el museo corporativo de Kawasaki Heavy Industries Group, que cuenta con más de 100 años de historia.  
Lo bueno de una marca tan antigua y completa como Kawasaki es que no solo puedes ir a babear por las motocicletas, sino también conocer la cantidad de productos que Kawasaki lanzó mucho antes de ser conocida por la Ninja. El museo es sumamente interactivo y te presenta la historia de manera divertida para que puedas experimentar las maravillas de la tecnología y la importancia de la artesanía de sus vehículos de aire, mar y tierra. El costo de entrada es de 600 yenes, e incluye el acceso al Museo Marítimo y al KGTW, pero tienes que medir bien tu tiempo pues cierra a las 4:30 p. m.  
Suzuki. La Plaza Suzuki es una de las compañías que representan a Hamamatsu y al tremendo crecimiento vehicular que se originó en esa ciudad gracias a esta compañía, a Honda, a Yamaha y a Toyota.  
Esta compañía, fundada en 1909 bajo el nombre Suzuki Loom Works, comenzó como una empresa de textiles, por lo que la Plaza Suzuki es un museo que te contará las historias más versátiles de este recorrido por Japón. Este edificio de tres pisos abrió sus puertas en 2009 en conmemoración de los 100 años de la compañía, y te invita a adentrarte en la historia de la marca. Encontrarás las máquinas creadas por el propio Michio Suzuki, así como una fantástica introducción a los primeros vehículos de cuatro y dos ruedas que han logrado posicionar a Suzuki como un referente sólido en el mundo del motor. Este viaje a través de la historia de Suzuki es completamente gratuito, pero tienes que reservar tu lugar. Ten en cuenta que la página web está completamente en japonés, pero en el hotel en que te hospedes puedes pedir ayuda para que no dejes de conocer este maravilloso e interesante lugar.
Yamaha Communication Plaza. Desde el lanzamiento de la YA-1 en febrero de 1955, conocida por el apodo de Akatonbo (libélula roja), Yamaha Motors ha estado desarrollando y vendiendo varios productos como motores, generadores, coches y motocicletas. En la actualidad, Yamaha Motors es una de las principales empresas de Japón, pero también se encuentra activa en todo el mundo.
La Yamaha Communication Plaza se ha convertido en un espacio para entender el pasado, el presente y el futuro de la Yamaha Corporation. Es un museo que debes visitar, especialmente porque tratan de conectarte con la filosofía de la marca: “Proporcionar nueva inspiración y prosperidad a personas de todo el mundo”, y ¿a quién no le cae bien la prosperidad? Este museo ofrece una exhibición cronológica de motos, y entre sus más grandes tesoros se encuentra la Yamaha XT500, con la que Cyril Neveu ganó la primera edición del Rally París-Dakar en 1979. La admisión es gratuita, así que si vas a Japón no tienes pretexto para no asistir.
6. Museo Nacional de la Motocicleta
Si en tus planes está ir a Inglaterra te recomendamos alejarte un poco de las ciudades más importantes para visitar Solihull. Esta ciudad del Reino Unido se encuentra a casi dos horas de Londres y es definitivamente de visita obligada. El museo abrió sus puertas en 1984 con una colección inicial de 350 máquinas. Un año más tarde sus instalaciones ya incluían salones de conferencias, y con el pasar de los años el museo se convirtió en el más grande coleccionista de motos británicas en el mundo. Cuenta con alrededor 250 000 visitantes al año. Entre sus más preciados tesoros se encuentra una Brough Superior Golden Dream, construida artesanalmente por el creador de la marca, George Brough, y por Freddie Dixon.
Y si eres conocedor de motos británicas alucinarás al ver la Wilkinson Luxury Tourer, construida en 1912 por la compañía Wilkinson Sword, antes de la Primera Guerra Mundial, con el fin de que fuera utilizada por la milicia. Actualmente el museo cuenta con mil modelos en exhibición y la entrada por un adulto es de 9.95 libras. Después de visitar ese museo lo único que podrás decir es: “Gracias, Roy Richards”. Aprovechando que estás en Inglaterra, no olvides conocer la fábrica de Triumph en Coventry, o también visitar Hampshire, para conocer el museo de Sammy Miller, donde se encuentran las mejores motos clásicas del mundo: Norton, Jawa, Brough Superior, entre otras. La entrada tiene un costo de 7.50 libras.
7. Barber Vintage Motorsports Museum
Con la visión de poseer la mejor y más grande colección de motos en el mundo, el expiloto de carreras y empresario George Barber comenzó en 1988 coleccionando coches, pero posteriormente también comenzó a restaurar y coleccionar motocicletas. El Barber Vintage Motorsports Museum posee el récord Guinness de la colección más grande de motos en el mundo, y está albergado en un edificio de cinco plantas, junto a un circuito de velocidad de 3.8 kilómetros de longitud.
Cuenta con más de mil motocicletas, provenientes de 143 marcas de todo el mundo. Localizado en el sur de Estados Unidos, en Birmingham, Alabama, este museo recibe anualmente a más de 100 000 visitantes, y podríamos afirmar que prácticamente lo tiene todo. Además, las motos están impecablemente restauradas y funcionan a la perfección. El costo para entrar al museo es de 15 dólares por adulto y está abierto diariamente, a excepción de los días festivos del país anglosajón.
  1. Museo de la Moto por Expo Moto
Como la motocicleta es un vehículo que tiene muy mala fama en nuestro país, es más que obvio que no exista algún museo que cuente la historia de la motocicleta en México. Pero no todo está perdido, ya que por cuatro días al año, durante el marco de actividades de Expo Moto, se encuentra en el lobby del WTC una exposición temporal que alberga alrededor de 60 motocicletas de todas las marcas.

Los acontecimientos más relevantes del motociclismo mundial.

Suscríbete al Newsletter

PATROCINADORES

Galerias