LOS ACONTECIMIENTOS MÁS RELEVANTES
DEL MOTOCICLISMO MUNDIAL

Kenan Sofuoglu, el turco invencible.

Kenan Sofuoglu, el turco invencible.
Kenan Sofuoglu se retiró como piloto en activo a comienzos del mes de mayo del 2018. Fue en Imola, donde participó en los entrenamientos y en la clasificación. A la hora de salir a la carrera dio solo la vuelta de calentamiento y, en lugar de colocarse en parrilla, entró a la calle de garajes, en una curiosa y emotiva despedida.
Kenan nació el 25 de agosto de 1984 en Kuzuluk, Turquía. Proveniente de una familia dedicada por completo al medio, tanto su hermana como sus dos hermanos también fueron pilotos locales muy reconocidos. Su padre Irfan, mecánico de por vida, les enseñó todo acerca  del funcionamiento de una motocicleta. En 2002 Bahattin, su hermano mayor, falleció sobre su moto en un accidente de tráfico; y en 2008, Sinan, su segundo hermano, perdió la vida durante un entrenamiento del Izmit Circuit. Después de tales sucesos cualquiera podría pensar que Kenan se alejaría del deporte de las dos ruedas, pero este piloto no lo hizo así. Al contrario, decidió tomar la pérdida de sus familiares como un incentivo para consolidar su carrera como piloto.
Debutó a la edad de 15 años con un segundo lugar en el IDM Supersport, tan solo con diez puntos de diferencia debajo del el primero. En ese mismo año estrenó pole en Valencia, Oschersleben y Magny-Cours, y repitió la hazaña en 2007 y 2010, pero esta vez obteniendo la primera posición en el equipo Ten Kate Honda.
Kenan Sofuoglu hizo de la categoría de Supersport la horma de su zapato. Llegó a pasar por el Mundial de Superbikes en 2008, y por el Mundial de Moto2 en 2010, pero fue en el Supersport donde cosechó sus mayores éxitos. En esta categoría obtuvo cinco títulos mundiales y dos subcampeonatos que lo convirtieron en una leyenda dentro de este campeonato, y en una figura muy amada dentro de su país.
Para 2012 cambia de equipo y se integra con el Kawasaki Lorenzini.
En cuanto a su vida sentimental, contrajo matrimonio en 2014 con Julia Looman, después de dos años de compromiso.
El 2015 fue un año difícil para Kenan, pues el triunfo se entremezcló con la tragedia. La competencia en Phillip Island, en febrero, fue un comienzo difícil, ya que se vio obligado a remontar desde la sexta posición tras un incidente con Gino Rea, pero anotó una pole position y reresó al podio en Tailandia, donde terminó en segundo. Siguió después una crucial racha de cuatro victorias consecutivas en Aragón, Assen, Donington e Imola.
Poco antes de la carrera en Imola, su hijo Pruccetti, de cuatro meses, ingresó al hospital gravemente enfermo. Al inicio de la carrera de Malasia le informaron que su hijo había perdido la batalla contra la enfermedad y que había fallecido. El bravo piloto turco no se quebrantó y canalizó sus emociones para desplegar una gran determinación y un feroz coraje.
Kenan Sofuoglu es un ídolo en su país y será esta fama la que lo llevará a vivir esta nueva etapa en la que, apoyado por la Federación Turca de Motociclismo, se ha centrado en promover los talentos de su país y conseguir llevar a estos pilotos turcos a los más altos estándares. No solo trabaja con Toprak Razgatlioglu, sino también con los hermanos Öncü, Can y Deniz.
El expiloto turco recuerda con cariño su trayectoria, pero también destaca lo orgulloso que está de haber abierto las puertas a muchos pilotos talentosos de su país: “Corrí en World Supersport y gané el campeonato cinco veces. Quizá no tuve suficiente ambición para ser campeón en World SBK o para dar el salto a Moto2 o a MotoGP. Lo intenté, en cierto modo, pero como no alcancé lo que quería lograr en poco tiempo, desistí. Estoy más que satisfecho con lo que he logrado en el World Supersport, y con el trabajo que he realizado para abrir la puerta a los pilotos turcos del futuro. Creo que lo más exitoso que he hecho en mi vida ha sido abrir la puerta a todo este talento”,.

Los acontecimientos más relevantes del motociclismo mundial.

Suscríbete al Newsletter

Galerias