Arthur Frederick Wheeler, un grande del motociclismo en los 50’s

Arthur Frederick Wheeler, un grande del motociclismo en los 50’s
Arthur Wheeler fue un piloto inglés que se convirtió en historia tras ganarse la reputación de ser uno de los mejores corredores privados en el circuito de Grand Prix. Arthur Frederick Wheeler nació en Epsom, Surrey, el 5 de agosto de 1916. Desde muy joven fue un chico con ansias de aprender y superarse. Dejó la escuela a la edad de 15 años para ser aprendiz de electricista e ingeniero. Al poco tiempo incursionó en el mundo del motociclismo participando en carreras de pista de hierba sobre una Velocette. A la edad de 20 años Arthur decidió emprender un negocio y abrió una tienda de motos, y como en aquella época no había muchas tiendas de ese tipo prosperó rápidamente. Sin embargo, cuando comenzó la Segunda Guerra Mundial las habilidades de ingeniería de Wheeler lo llevaron a que fuera elegido para trabajar junto a Barnes Wallis en el desarrollo de la bomba que rebota. Una vez finalizada esta guerra ingresó formalmente a las competencias de carreras de velocidad, financiado por su tienda de motos que continuaba dando frutos. Desde el inicio obtuvo reconocidas victorias en el GP de Europa continental.
Wheeler ganó el Gran Premio de las Naciones de 250 cc de 1954 en Monza, después de que el equipo de carreras de fábrica de NSU dominante se retirara de la carrera. Ganó cinco veces la carrera North West 200 en Irlanda del Norte y ganó la Leinster 200 al menos dos veces.  Su mejor temporada fue a bordo de una moto Guzzi en 1962, cuando ganó el Gran Premio de Argentina de 250 cc, y por si fuera poco, también terminó en cuarto lugar en el TT de peso ligero de la Isla de Man. A fines de ese año se vio obligado a retirarse a la edad de 46 años. Su victoria en Argentina lo convirtió en el piloto más viejo en haber ganado un Gran Premio, récord que se mantiene hasta el día de hoy.
Al retirarse, Arthur continuó trabajando en la producción de lo que en un futuro sería Moto Guzzi, compañía en la cual se hizo de diversas amistades, como fue el caso de Fergus Anderson. Fue gracias a él que Arthur adquirió su primera Guzzi de la fábrica: una  bella Albatross 250 cc de antes de la guerra. Este personaje se convirtió en asesor técnico de muchos de los nuevos pilotos oficiales de la fábrica. Arthur Wheeler falleció en junio de 2001, pero dejó atrás de él un legado de motivación para muchos pilotos actuales.

Los acontecimientos más relevantes del motociclismo mundial.

Suscríbete al Newsletter

Galerias