Stuart Gunn, el piloto invidente más rápido del mundo

Stuart Gunn, el piloto invidente más rápido del mundo
Stuart Gunn, de nacionalidad escocesa, tuvo un percance y quedó paralizado de la cintura para abajo. Años más tarde perdió la vista por completo tras una convulsión causada por secuelas del mismo accidente. “Cuando la camioneta me golpeó, la base de mi espalda pegó en el parabrisas. La cabeza y los hombros pasaron por el techo y mis piernas iban a través del parabrisas, literalmente sentí que me rompía por la mitad.” Gunn recordó este evento en una entrevista para el Boletín de Suzuki, y comentó que estuvo a punto de morir y que los médicos le dijeron que nunca más iba a caminar, y mucho menos a andar en moto.
Pero poco a poco se fue recuperando, hasta tener 40% de la sensibilidad en su brazo derecho. Aun sin sentir sus piernas, pensó que eso era suficiente para volver a subirse a una motocicleta. Stuart había oído hablar del récord mundial de velocidad de conductores ciegos y discapacitados, y Billy Baxter era quien tenía la marca. Stuart pensó que podría hacerlo mejor. Con la ayuda de su padre, y mucha determinación, este hombre invidente realizó tal hazaña. Su padre, quien viaja junto a él todo el tiempo, utiliza un sistema de intercomunicación para hacerle saber cuando tiene que girar o frenar. Básicamente lo guía para que no se salga del camino. Y así fue como llegó a romper la marca.
Además de establecer un nuevo récord de velocidad, Stuart Gunn también logró recaudar fondos para una serie de organizaciones de beneficencia por las que se interesa profundamente. Stuart Gunn se convirtió en el ciego más rápido en una motocicleta después de alcanzar los 167.1 mph, batiendo el récord mundial de velocidad en agosto de 2013 a bordo de una Suzuki Hayabusa. Además, este récord tiene especial mérito porque el día en que lo realizó había fuertes rachas de viento de hasta 40 km/h. Stuart tiene entre sus propósitos correr una vuelta en la Isla de Man TT (Tourist Trophy), el evento de motocicletas más prestigiado del mundo.
Desde niño soñó con competir ahí un día, y considera que el ser discapacitado no es una barrera que le impida hacer realidad sus sueños. Para Stuart Gunn, estar en la oscuridad hace que sea más fácil que las cosas funcionen, pues puede concentrarse en el aprendizaje y proyectar sus objetivos.

Los acontecimientos más relevantes del motociclismo mundial.

Suscríbete al Newsletter

Galerias