LOS ACONTECIMIENTOS MÁS RELEVANTES
DEL MOTOCICLISMO MUNDIAL

Moby Dick, la moto más valiosa del mundo

Moby Dick, la moto más valiosa del mundo
Esta grandiosa motocicleta fue fabricada en el año de 1928 y su apodo de Moby Dick se lo puso un fanático inglés de la época, redactor de una famosa revista conocida como Motor Cyclying. Dicen que este nombre se lo dio por la capacidad que esta moto tenía de tragar asfalto, de una manera similar a como las ballenas abren la boca para filtrar cientos de litros de agua salada. Fue proclamada la “máquina privada más rápida del mundo” porque aceleraba a 185 kilómetros por hora, una velocidad temeraria y extrema para esos tiempos. Su producción tiene una gran historia. George Brough, entre guerra y guerra, inauguró, en 1919, una fábrica de motocicletas de excelencia, a la cual otro periodista bautizó como “la Rolls-Royce de las motos”. La compañía producía poco más de tres mil unidades, todas exclusivas. Cada ejemplar era evaluado por George Brough, quien examinaba personalmente y con detenimiento su acabado y su motor.
Todas utilizaban motores V2 de más de 1000 cc. Su modelo más representativo fue la Brough Superior SS100, pero tristemente también fue conocida por haber participado en la muerte de Thomas Edward Lawrence, héroe de la Primera Guerra Mundial. La historia oficial del trágico suceso nos cuenta que Lawrence de Arabia perdió el control de su descomunal Brough Superior SS100 en las proximidades de su casa, en Dorset, al oeste de Inglaterra, y como consecuencia perdió la vida el 19 de mayo de 1935. Los hermanos Bilbé fueron los primeros propietarios de la ballena blanca de las motos. Su viaje comenzó en 1936, que fue la primera vez que se vendió. Una segunda transacción en 1940 obligó a que la distinguida unidad quedara oculta durante la Segunda Guerra Mundial, el mismo año en que la fábrica cerró. Los tiempos modernos la descubrieron restaurada y en perfecto estado de conservación, cuando volvió a manos del linaje Bilbé. Roger, heredero de los dueños originales, se encargó de devolverle vitalidad al vehículo.
Unos años más tarde esta Moby Dick presenta salvajes modificaciones adicionales, avaladas y registradas en la fábrica de origen. La moto se dedicó a participar en competencias durante varios años. Le fueron añadidos cilindros sobredimensionados que le otorgaron trece caballos más, un combo de cámaras de combustión reforzadas, una mayor compresión, así como válvulas aligeradas y dobles carburadores, que le imprimen otros ocho caballos más. Su motor de 2,242 cc creció de 44 caballos de potencia a 65. Es una de las casi mil motos de la marca Brough que vencieron el paso del tiempo. El siglo XXI le asignó el título de calidad de “pieza de colección”.

Los acontecimientos más relevantes del motociclismo mundial.

Suscríbete al Newsletter

Galerias