LOS ACONTECIMIENTOS MÁS RELEVANTES
DEL MOTOCICLISMO MUNDIAL

Rodando por el carril opuesto en Tokio

Rodando por el carril opuesto en Tokio
La tierra del sol naciente estará bajo los reflectores este 2020, ya que será la sede de los Juegos Olímpicos. En este artículo hablaremos sobre los atractivos de esta hermosa ciudad y los pros y contras de visitarla. Una vez en la capital nipona disponte a conseguir tu motocicleta para comenzar el recorrido. Una de las arrendadoras más recomendadas es Rental 819, donde encontrarás la moto que se adapte a tus necesidades y gustos. La mayoría de la gente opta por una de las cuatro marcas, dignas representantes de Japón dentro del mundo de las dos ruedas: Suzuki, Yamaha, Honda o Kawasaki. Recuerda que para poder rentar tu motocicleta necesitar tener tu licencia internacional vigente, requisito imprescindible para rodar por este país. Ya una vez con la motocicleta lista y el equipo de seguridad adecuado, no olvides algo de vital conocimiento: el sentido de conducción es opuesto al acostumbrado en Occidente.
Tu recorrido en Tokio será una doble experiencia, en la cual se combinarán el pasado y el gran esplendor de la cultura nipona, y el futuro con la implementación de la tecnología en todos sus sentidos. Para aprovechar al máximo este viaje te recomendamos una estancia de un mínimo de cinco días y que los dividas para conocer las zonas más populares. Uno de los atractivos más destacables, más allá de los majestuosos templos y modernos rascacielos, es rodar por las principales avenidas entre grandes multitudes bañadas por el neón de las luces de los múltiples restaurantes y tiendas.
Sacia tu hambre con la gran variedad de comida callejera que encontrarás en la zona Yanaka y ve por un postrecito a la calle comercial Nakamise: uno de los dulces más populares son las galletitas de arroz sembei. Salte de los límites de la ciudad, continúa tu viaje por la autopista rumbo a los pueblos aledaños a Tokio, y ahí disfrutarás de las carreteras con curvas y de algunos manjares tradicionales como los noodles en Houtou o el huevo negro (se cree que este augura buena suerte). Respeta los límites de velocidad, que son entre 80 km/h hasta 120 km/h en algunas zonas. Una de las rutas preferidas para rodar son los alpes japoneses, con paisajes montañosos y carreteras curvilíneas. A la altura de Ashinoko Skyline tendrás la oportunidad de contemplar un titán de la naturaleza, el monte Fuji, que tiene 3 776 metros de altura y enaltece, la belleza del paisaje.
Otros destinos que podrás tomar desde Tokio son rumbo a Yokohama, Enoshima y Kamakura. Hay mucho más por ver y visitar, Japón ofrece un cúmulo de atractivos para todos los gustos. Recuerda siempre informarte antes sobre los reglamentos y la cultura del país que vas a visitar, para que no cometas alguna infracción o una falta que pudiera ocasionarte algún inconveniente. Usa el equipo de seguridad adecuado, y si rentas una motocicleta, realiza una prueba con ella antes de salir a carretera.

Los acontecimientos más relevantes del motociclismo mundial.

Suscríbete al Newsletter

Galerias