Menú

LOS ACONTECIMIENTOS MÁS RELEVANTES
DEL MOTOCICLISMO MUNDIAL

Zacatlán, famoso por su producción de manzanas

Zacatlán, famoso por su producción de manzanas

Zacatlán, es un pueblo mágico localizado al norte de  la ciudad de Puebla.  Es famoso por ser uno de los principales centros productores de manzana en el país, razón por la cual también se le conoce como Zacatlán de las Manzanas.

Se dice que sus primeros habitantes fueron una mezcla de Toltecas y Chichimecas que se asentaron entre los años de 697 a 713. En la actualidad cuenta con aproximadamente 76,296 habitantes a los que se les puede llamar zacatecos.

Zacatlán se extiende al pie de una colina conocida antiguamente como “San Sebastián” y que se ubica al poniente de la ciudad. Su trazo inicial se da a mediados del siglo XVI con la llegada de los misioneros franciscanos y su nombre  proviene de las palabras náhuatl “ZACATL”, que significa paja o zacate; y “TLAN”, lugar, por lo tanto su significado etimológico es “lugar donde abunda el zacate”.

Zacatlán es un lugar en donde no te vas a aburrir, ya que cuenta con muchos atractivos a los que puedes rodar placidamente, explorando y aprendiendo un poco de historia.

Entre sus atractivos más importantes están:

El Exconvento o templo Franciscano, cuya construcción data del año de 1562 y es considerado como una joya arquitectónica colonial. Edificado totalmente de piedra con su interior de estilo italiano de tres naves y techo plano.

Gracias a la creación del templo Franciscano se realizó la zona típica monumental, que es donde se encuentran la mayoría de las casas antiguas construidas en el siglo XVII, XVIII, XIX y  fueron diseñadas a partir de este templo, es muy emocionante conocer construcciones antiguas que han permanecido por más de 100 años y que se encuentran todavía habitadas por pobladores de la región.

Muy cerca de la zona típica monumental se encuentra el muy famoso Reloj Floral, este fue instalado en la plaza cívica del pueblo, cuenta con dos caratulas cada una de cinco metros de diámetro, esta característica lo hace ser el primero y hasta ahora, el único reloj en su género en todo el mundo, además tiene nueve melodías que pueden ser escuchadas en diferentes horas durante el día. Todos los visitantes no pueden dejar de tomarse la foto del recuerdo en este famoso reloj a nivel mundial que identifica a Zacatlán.

Se cuenta con un museo y la primera fábrica de relojes monumentales en América Latina, la cual fue creada el 19 de Junio de 1918.   A su lado se encuentra el museo de relojería  “Alberto Olvera Hernández” que es único en Latinoamérica; en él se comparte la historia de la fabricación de los relojes, desde los de mayores dimensiones, para ser colocados en espacios públicos, hasta los compactos e individuales.

Si te encantan las compras no puedes dejar de visitar el mercado municipal Revolución, ahí podrás encontrar una gran variedad de productos del campo, frutas de la región, artesanías y gastronomía.

Otro atractivo famoso por su antigüedad, es el Palacio Municipal que se construyó entre 1876 y 1896. Su fachada es de estilo neoclásico, con los relieves de cantera gris. En el primer nivel se encuentra su portal con arquería de medio punto.

La gastronomía de Zacatlán es muy amplia, ya que cuenta con una gran variedad de platillos típicos, entre los más significativos se encuentra el chile con huevo, acompañado de un buen trozo  de cecina, café así como los tlacoyos en salsa y queso. Existe una diversidad de moles, empezando con el tradicional mole de guajolote, el verde, el mole aguado con chayotextle y un platillo que ha  tomado fuerza entre los visitantes y la propia gente de Zacatlán, el conejo en chiltepín con papas.

Si te gustan los postres no puedes dejar de visitar  sus tradicionales panaderías, algunas de ellas están por cumplir 100 años, en ellas encuentras el famosísimo  pan de Zacatlán relleno de queso o requesón, además de otros panes tradicionales del lugar.

Para disfrutar de esta gastronomía, Zacatlán cuenta con riquísimos restaurantes que ofrecen las comidas típicas del lugar, entre sus restaurantes más famosos podemos mencionar: El Sazón Zacateco, La Fuente, Restaurante y tienda de Pewter “PPP” y Restaurante-Bar Rancho “Los Morales”.

Ya hemos hablado de los atractivos culturales que se encuentran en Zacatlán, pero falta hacer mención de sus atractivos naturales, comenzando con “El valle de piedras encimadas”, ahí podemos  encontrar  formaciones de extrañas figuras, cuya maravillosa presencia ha convertido a la región en un centro de atracción para estudiosos y visitantes, ya que están compuestas de piedras y peñascos que por su aspecto y posición se visualizan siluetas de monstruos, animales inexistentes, gigantescas torres, pedestales y demás.

Si gustas de la naturaleza, debes visitar la cascada de San Pedro, que tiene una caída de aproximadamente 20 metros de altura, para llegar se tiene que hacer un recorrido muy llamativo, partiendo del sur de la ciudad, debes  seguir por la carretera federal y a solo 5 minutos, pasando el puente de la “Marimba”, encontrarás el camino a San Miguel Tenango y a 300 metros verás las ruinas de los paredones, a un lado hay una pequeña vereda por donde si gustas puedes bajar al río de San Pedro, después debes cruzar un pequeño y antiguo puente de piedras y a unos cuantos metros podrás disfrutar de la caída de agua de esta cascada. Los fines de semanas puedes  realizar deportes extremos como rappel y tirolesa.

Otro gran atractivo es Tulimán, una zona casi inexplorada, a tan sólo 35 minutos del centro de Zacatlán podrás disfrutar de una espectacular cascada con una caída dividida en 3 cuerpos que suman aproximadamente 250 y 300 metros de altura. Otro de los atractivos de Tulimán, es el “Papalotl”, un árbol que tiene un hueco en uno de sus costados provocado por algún fenómeno desconocido con una dimensión de 60cm de ancho y 5 metros de altura y en su interior pueden entrar de 12 a 15 personas.

Todos los días del año son ideales para visitar Zacatlán, pero si te gustan las fiestas asiste a la “Feria de la Manzana”, que se realiza a mediados de agosto, en esta feria se exhiben  pabellones de producción Frutícola, industrial, artesanal y gastronómica. Se lleva a cabo la bendición de la manzana y se venera a la virgen de la Asunción, patrona de los fruticultores quienes de esa manera agradecen la producción anual.

En el domingo de cierre de feria a medio día se lleva a cabo un desfile de carros alegóricos lleno de color, alegría y la presencia de las más bellas mujeres que van repartiendo manzanas.

En el mes de mayo se lleva a cabo el “Festival  Cuaxochitl” en el que podemos apreciar danzas y artesanías indígenas, canto y poesía náhuatl.  Es muy importante que este día lleves tu vela blanca, ya que se enciende por la preservación de nuestra cultura indígena.

Existen alrededor de 10 hoteles con precios que van desde los $150.00 hasta los $1,000.00; los hoteles que se encuentran en el lugar son el Hotel Colonial, Hotel Posada Don Ramón, Hotel Posada La Escondida, Hotel y Cabañas una Cosita, Cabañas el Regufio, California Rabins, Cabañas Ranchos Los Morales, Cabañas El Mirador, Cabañas Los Jilgueros y el Hotel Xic Xanac.

Si te decides ir a visitar este maravillo pueblo mágico, es muy fácil llegar  partiendo desde la Ciudad de México, se debe seguir la carretera 150, con destino a Puebla y posteriormente, continuar por la carretera 119 con rumbo a Chignahuapan.

Cuando salgas a carretera, no olvides llevar todo tu equipo de seguridad para que tu viaje sea seguro y placentero.

Los acontecimientos más relevantes del motociclismo mundial.

Suscríbete al Newsletter

Galerias