Menú

LOS ACONTECIMIENTOS MÁS RELEVANTES
DEL MOTOCICLISMO MUNDIAL

Moto Paton, más de sesenta años en las carreras

Moto Paton, más de sesenta años en las carreras

A finales de 1957 algunas fábricas italianas, como Moto Guzzi, FB Mondial y MV Agusta, decidieron dejar de competir y firmaron un pacto de abstención, ya que alegaban que los costos de participación se excedían mientras que las ventas no aumentaban o incluso disminuían.

El jefe de mecánica de la división de carreras de FB Mondial, Giuseppe Pattoni, y el diseñador Lino Tonti decidieron renunciar a su liquidación esperada de Mondial, y pidieron a cambio tener acceso al departamento de Mondial Racing. Esto con la intención de crear una nueva marca de motocicletas en donde Pattoni fuese enteramente libre de echar a volar su imaginación. Así nació Moto Paton.

Manteniendo una excelente relación con Mondial, la nueva marca creó su primera motocicleta y pensaron en llamarla Mondial-Paton, pero el señor Boselli le pidió a Pattoni que quitara el “Mondial” del nombre, para no violar el pacto que previamente había firmado.

Durante el inicio de la década de los sesenta Pattoni impulsó el desarrollo de un nuevo motor. Se trataba de un twin de 250 cc que por fin estuvo terminado en 1962, pero fue hasta 1964 cuando hizo su debut en las carreras con el piloto Gian Piero Zubani en el circuito de Modena, y después de unos meses conquistó el tercer lugar en el Trofeo de Turismo con Alberto Pagani. Un resultado sobresaliente para una marca nueva, lo que le dio un tremendo reconocimiento internacional.

En 1968 Paton hace mancuerna con el que se convertiría en uno de los pilotos británicos más laureados en la historia del motociclismo, Mike “the Bike” Hailwood, con quien debuta en 7º con la Paton 125 en el Circuito de Montaña de la Isla de Man. (Hailwood posteriormente correría con FB Mondial en la clase 250.)

En los dos años siguientes el motor, reconocido como la obra maestra de Giuseppe Pattoni, se modificó, y primero se desarrolló de 350 cc y finalmente de 500 cc. En la década siguiente la marca continuó cosechando éxitos en las carreras, como el segundo lugar en el campeonato Italiano con al piloto Franci Trabalzini, así como el cuarto lugar que logró el piloto inglés Billie Nelson.

Los setenta llegaron junto con una Paton 500 cc de 4 tiempos, una moto realmente brillante. La versión con el marco original alcanza, con Roberto Gallina, el tercer lugar en 1970 y 1972, y el segundo lugar en 1971 en el campeonato italiano de 500 cc.

Entre 1975 y 1976 Giuseppe Pattoni tiene que retirar el motor de 4 tiempos a favor de los 2 tiempos, y Virginio Ferrari es el protagonista de esta transición. Ésta no fue fácil, y después de una mala temporada en los resultados de carreras, Pattoni y su hijo Roberto deciden reducir drásticamente la participación en competencias y dedicar todo el tiempo al desarrollo y mejora de este motor.

En los primeros años de la década de los ochenta Guiseppe y su hijo Roberto seguían trabajando duro para el desarrollo del nuevo motor de 2 tiempos, con el objetivo de elevar el rendimiento y la fiabilidad, y así regresar a las competiciones. Al final de este proceso, en 1983, se presenta el modelo C1 500, que sería importante para la fábrica italiana por ser el primer proyecto en donde participarían Roberto Pattoni y Claudio Colombo, quienes continuan con la marca hasta el día de hoy.

El motor de este modelo tiene la misma estructura que el de 1976, pero trae muchas mejoras internas, gracias al apoyo de los estudios y experimentos realizados por fábricas y expertos en motores de todo el mundo.

Paton fue la primera fábrica que produjo en 1976 el modelo en V y en cigüeñal único, que más tarde fue adoptada por Honda para su famoso y multicampeón mundial.

Durante los 90 se desarrollaron los motores V de 4 cilindros a 115º, 4 cilindros a 90º, y posteriormente el modelo con forma de V a 70º. Pero la ayuda de Honda Racing Corporation es lo que impulsa a la marca a seguir en las competencias. Esto se vio interrumpido en 1997, cuando la organización del campeonato mundial, cada vez más centrado en los derechos empresariales y mediáticos, rechazó el registro automático de Paton después de 39 años de haber participado en las carreras. Pero el apasionado dueño de la marca decidió continuar el desarrollo de una moto nueva y participar como un “comodín”, aunque esto significara invertir la mayor parte de su cuenta personal.

Guiseppe demostró que la voluntad, el talento y la determinación son características del ADN de Paton, y aunque fallece en 1999, su hijo Roberto, conmocionado por la muerte de su padre, decide mantener en alto la marca que su padre habría fundado y continúa apoyando al equipo que se encontraba desarrollando la moto que ahora llevaría las iniciales (invertidas) de su padre, Paton PG 500R.

En 2001 un nuevo paso en la evolución creó la PG 500 RC, la primera y única Paton con un marco ajeno. Paton se mantenía compitiendo, pero la implementación de modelos de 4 tiempos y una capacidad doble (de 1,000 cc) en las competencias del MotoGP obligaron a Roberto Pattonni y a su equipo a finalizar su aventura.

En la actualidad el equipo de Paton, conformado por Pattoni, Colombo, Paolo Biraghi y Andrea Realini, mantiene viva la marca. Sus planes son conquistar el Moto2 en 2018, así como volver a la Isla de Man.

Roberto reitera que Paton nunca ha dejado de producir motocicletas que corran y ganen. Su pasión por los motores y por la artesanía de cada pieza es lo que da gran satisfacción a sus clientes, claro, con la base de las valiosas enseñanzas que su padre le heredó.

Los acontecimientos más relevantes del motociclismo mundial.

Suscríbete al Newsletter

Galerias