Menú

LOS ACONTECIMIENTOS MÁS RELEVANTES
DEL MOTOCICLISMO MUNDIAL

Viajar en moto es sinónimo de felicidad

Viajar en moto es sinónimo de felicidad

Al montar una motocicleta vemos las cosas de otra manera, sentimos y pensamos totalmente diferente. Nuestro cuerpo experimenta sensaciones únicas, de adrenalina y felicidad.

Ya sabíamos que montar una moto nos traía múltiples beneficios, pero ahora queda avalado con un estudio científico de la Universidad de Tokio, el cual demostró que conducir una moto a diario mejora el funcionamiento del cerebro en varios aspectos.

Este estudio confirmó que los conductores, de entre 40 y 50 años de edad, mejoran sus niveles de funcionamiento cognitivo después de conducir sus motocicletas diariamente durante dos meses.

Los científicos creen que la concentración extra necesaria para conducir con éxito una moto puede contribuir al aumento de los niveles generales de la función cerebral, y este aumento sin duda es un factor determinante que ayuda a que el cerebro se mantenga a pleno rendimiento.

El director de este estudio, el Dr. Ryuta Kawashimi, además ser el creador del estudio Brain Training, afirma que montar en moto habitualmente es bueno para nuestro cerebro. Los experimentos se aplicaron a dos grupos de motociclistas: en uno las personas conducían sus motos de modo regular, y en el otro grupo las personas tenían por lo menos más de 10 años sin haber conducido una motocicleta.

El Dr. Ryuta Kawashima pidió a los participantes que manejaran motos en una serie de circunstancias adversas, como malas condiciones de la carretera, subidas empinadas, curvas de horquilla, entre otras.

Encontró que los pilotos de los dos grupos usaban su cerebro de formas radicalmente diferentes. Por ejemplo, los motociclistas activos empleaban segmentos específicos del cerebro (el hemisferio derecho del lóbulo prefrontal), lo cual demostró que tenían un alto nivel de concentración.

Al otro grupo que no habían usado moto en 10 años se les hizo que la utilizaran para su viaje diario al trabajo y en otras situaciones cotidianas. El resultado fue que, en sólo un par de meses, las facultades cognitivas de estos pilotos mejoraron y su salud mental se incrementó. Además, habían conseguido rebajar sus niveles de estrés.

¿Y por qué ese mismo efecto no se consigue al conducir un coche? Nos cuenta el Dr. Kawashima que el coche es una máquina cómoda en la que no se activa nuestro cerebro, como sucede al manejar una moto.

Resulta interesante confirmar lo que ya sabíamos los amantes de las motocicletas, y aunque tal vez no nos sorprenda mucho, es gratificante saber que este interesante estudio reafirma los grandiosos beneficios que brinda a nuestra salud mental y emocional el montar en motocicleta.

Los acontecimientos más relevantes del motociclismo mundial.

Suscríbete al Newsletter

Galerias