Marc y Álex Márquez, bondad en su corazón

Marc y Álex Márquez, bondad en su corazón
Se aproxima el Campeonato Mundial de MotoGP, y los hermanos Márquez ya planean cómo van a arrancar esta competencia para seguir ayudando a los afectados del COVID-19. Para esta primera carrera los pilotos usarán cascos prácticamente similares, diseñados por ellos, con la única variante del color: para Marc en rojo y para Álex en azul. Estos cascos representan un homenaje para todas aquellas personas que tuvieron que seguir trabajando a pesar de confinamiento. Además, al concluir la carrera ambos cascos serán subastados, y todo el dinero recaudado se irá directamente a la Cruz Roja de su país.
Los hermanos comentan acerca de esta noble causa: Marc Márquez: «Después de dos meses y medio de confinamiento, y tras ver la crisis que ha provocado el COVID-19, quería homenajear de algún modo a toda la gente que ha sufrido, y sigue sufriendo, debido a esta pandemia, y también a todos los profesionales que han trabajado incansablemente durante este periodo. Tras pensarlo mucho, y después de hablarlo con mi hermano Alex, creímos que hacer un casco con un diseño especial sería un bonito homenaje a todos ellos, y a la vez, con la subasta posterior al Gran Premio, podremos sumar otro granito de arena para combatir esta pandemia». Álex Márquez: «No habrá mejor forma de cumplir el sueño de debutar en MotoGP que luciendo este bonito casco, por todo el significado que este diseño conlleva. Marc y yo estuvimos días hablando de lo que podríamos hacer cuando volviera la competición, y decidimos hacer el diseño de un casco especial como una bonita forma de solidarizarnos con toda la gente que la ha pasado —y lo pasa— tan mal en este duro periodo para la sociedad y, a la vez, como una manera de agradecer el trabajo que han realizado todos los profesionales de la salud».

Los acontecimientos más relevantes del motociclismo mundial.

Suscríbete al Newsletter

Galerias