Menú

LOS ACONTECIMIENTOS MÁS RELEVANTES
DEL MOTOCICLISMO MUNDIAL

Foggy Petronas FP1: una moto de rareza extrema

Foggy Petronas FP1: una moto de rareza extrema

La compañía petrolera malaya Petronas siempre ha encontrado un especial atractivo en la competencia. A principios de la década de los 2000 a Petronas le pareció un buen proyecto crear una moto para debutar como fabricante independiente en MotoGP, para lo cual desarrolló un modelo propio con el apoyo financiero del gobierno malayo. Crearon un prototipo de moto de 1 000 centímetros cúbicos con un propulsor tricilíndrico, una apuesta poco arriesgada.

Poco después, en 2001, antes de terminar el prototipo, Petronas anunció la alianza con Carl Fogarty, toda una eminencia del motociclismo, que determinó en dos aquella moto: el nombre pasaría a ser Foggy Petronas FP1, y además ya no iba a ser una MotoGP, pues cambiaron el rumbo hacia el WSBK. Ajustándose al reglamento de la época del Campeonato del Mundo de Superbikes, los motores tricilíndricos debían limitar su cilindrada por debajo de 900 cc, así que hubo que reducir  la FP1 a 899 centímetros cúbicos.

El precio de estas motos de serie totalmente equipadas —con un motor de alta compresión, cuadro de mandos completamente digital, suspensiones Öhlins y frenos Brembo— iba a ser en ese entonces de unos 691 000 pesos en México, pero Fogarty posteriormente confirmó una versión de 230 000 pesos, más accesible.

El proyecto estaba condenado antes de nacer, Petronas y Fogarty no retiraron su propuesta, pero no había manera de que la fórmula de la FP1 funcionara, ya que a la motocicleta le faltaban algunos detalles para poder formar parte de Superbike y se desencadenó una lluvia de acusaciones en todas direcciones sobre quién habría tenido la culpa de su fracaso comercial.

Por lo menos el equipo de competencia sí llegó a correr con ellas entre los años 2003 y 2006 con pilotos como Troy Corser, Chris Walker, James Haydon, Garry McCoy, Craig Jones o Steve Martin. Sin embargo, tras una inversión de casi 34 millones de euros no obtuvieron ninguna victoria, aunque sí dos poles y dos podios. Los rumores dicen que de las 75 unidades que se debían producir en Inglaterra, 60 no llegaron a mandarse a Malasia, lo cual desencadenó una batalla legal.

En la actualidad, cuando se pensaba que esas motos estaban perdidas, una pequeña compañía inglesa anuncia que se está acondicionando y revisando un lote de Foggy Petronas FP y que las va a poner a la venta. El proyecto lo está llevando a cabo Lanzante, un preparador británico especialista en crear algunas de las obras más radicales de la historia del automovilismo, como el  McLaren P1 GTL LM, una bestia que en principio sólo podía ser para circuito, pero que la compañía convirtió en un coche de calle ultrarrápido.

Parece ser que las FP1 van a tener una segunda vida, y esperamos que en esta ocasión su futuro sea diferente, aunque lo más probable es que terminen en manos de coleccionistas.

Los acontecimientos más relevantes del motociclismo mundial.

Suscríbete al Newsletter

Galerias