Menú

LOS ACONTECIMIENTOS MÁS RELEVANTES
DEL MOTOCICLISMO MUNDIAL

Maravillosas motos turbo

Maravillosas motos turbo

Fue en las décadas de los 30 y 40 que aparecieron las primeras motos con motor, pero fue en los años 80 cuando el turbo llegó con más fuerza.

Uno de los primeros modelos fue la Morini 500 turbo, la cual empezó a fabricarse en 1973 por la pequeña compañía Italiana y salió a la venta en 1981. Tenía un motor bicilíndrico de 500 cc que alcanzaba los 70 CV y una velocidad que se acercaba a los 200 km/h. Aunque generó mucho interés, el modelo tuvo problemas de sobrepresión y de sobrecalentamiento, que combinados con una mala gestión de la marca hicieron que el proyecto no diera para más.

Honda fue la primer marca en implantar el turbo en una moto de producción, y le dieron por nombre Honda CX 500; su motor V-Twin llegaba a los 82 CV a 8 000 rpm. En este modelo se incluyeron características de diseño y tecnología poco comunes para la época. El material utilizado en su minicarenado le hizo que se ganara el sobrenombre de “gusano de plástico”. Más tarde la Honda CX 650 llegaría a los 200 km/h y corregiría algunos defectos de su antecesora. En ambas, su alto coste en comparación con los de la competencia y el retraso de la respuestas del turbo serían grandes enemigos para su venta.

Por su parte, la Yamaha XJ 650 adaptó el turbo a un motor tetracilíndrico refrigerado por aire. Sin embargo, las motos con características similares, pero con precios más bajos, hicieron que la Yamaha saliera del mercado.

En el año 1983 llega la Suzuki NX85, que fue un modelo más deportivo que sus antecesores; se manufacturaron 1 500 unidades y se corrigieron los errores que presentaban los vehículos de la competencia. Esta moto poseía muchos atributos, como la postura más cómoda para su conducción y una llanta delantera de 16 pulgadas, que contribuyeron a mejorar su manejabilidad. Fue así que se convirtió en la mejor turbo de ese momento, por encima de Honda y Yamaha.

Como Kawasaki se había quedado rezagada en la moda de las motos turbo quiso recuperar el tiempo y presentó un modelo preparado a conciencia y con un tremendo potencial: la Kawasaki GPZ 900R. Esta motocicleta empezó a fabricarse en 1984 y fue el primer modelo de la colección Kawasaki Ninja. Este vehículo revolucionario fue desarrollado en secreto durante seis años por la marca japonesa. Cuando hizo su aparición no sólo dejó a sus rivales en la trinchera, sino que abrió nuevos caminos. Fue la primera tetracilíndrica con motor de 16 válvulas y refrigeración líquida. Dejó en el camino a la Yamaha XJ650, a la Suzuki XN85, e incluso a la Honda CX650. En ese momento la Kawasaki GPZ 900 R fue la moto más rápida del mundo con 241 km/h, era ágil, rápida, moderna, impecable y ajustada a los tiempos que exigían cambios de diseño.

Sin embargo, la moda de las motos turbo se disipó como el humo que despide un escape. La estructura especial de estos modelos, así como su motor poco desarrollado hicieron que estas motos fueran muy difíciles de conducir. Horquillas, ruedas, frenos o basculantes no estaban a la altura, además, el alto coste del producto hizo que la moda del turbo fracasara.

Hay que tener en cuenta que el aumento en el rendimiento de los motores de aspiración natural eliminó la necesidad de buscar más caballos con sobrealimentación.

 

Los acontecimientos más relevantes del motociclismo mundial.

Suscríbete al Newsletter

Galerias