Menú

LOS ACONTECIMIENTOS MÁS RELEVANTES
DEL MOTOCICLISMO MUNDIAL

Sylvester Howard Roper y la motocicleta de vapor

Sylvester Howard Roper y la motocicleta de vapor

Sylvester Howard Roper fue uno de los ingeniosos cerebros que de alguna manera dieron vida a la motocicleta, pues aunque la historia del motociclismo indica que Wilhelm Maybach y Gottlieb Daimler fueron los creadores de la moto como tal, realmente no se sabe a ciencia cierta a quién se le debe acreditar el nacimiento de tan preciado vehículo, pues más de un creativo se las arreglaba para adaptar un motor a una bicicleta para propulsarla. Tal fue el caso de Sylvester Howard Roper.

Sylvester nació el 24 de noviembre de 1823 en Massachusetts. Creció en un seno familiar sano; su padre, llamado Merrick, se dedicaba a trabajar maderas finas, su madre, Susan Fairbanks, se dedicaba por completo a la atención de la casa y la familia, y de sus dos hermanos uno era pintor y el otro maquinista.

Sylvester desarrolló un talento en la mecánica desde una edad muy temprana. Cuando tenía 12 años hizo una máquina de vapor estacionaria sin ayuda alguna de nadie más, y lo más curioso era que nunca había visto una de éstas antes. Dos años más tarde Sylvester se ingenió nuevamente para hacer un motor de locomotora sin haber visto un tren físicamente. Cuando su familia viajó a Nashua  y conoció una verdadera locomotora, fue tanta la afición del joven que decidió mudarse a esa ciudad para trabajar como maquinista, y posteriormente en Manchester, NY.

Contrajo matrimonio a la edad de 20 y se mudó a Massachusetts, en donde haría su mayor invención y viviría el resto de sus días.

 

Para 1861 Sylvester ya había construido una máquina de coser y un motor de aire caliente. Todos sus inventos los comercializaba en Springfield, de hecho trabajó en el arsenal de dicha ciudad durante la Guerra Civil. Ahí inventó el primer estrangulador de escopeta, con tubos cortos que podrían ser enroscados o extraídos del exterior del cañón para variar el tiro extendido y adaptarse a diferentes objetivos y rangos. Esta novedad captó la atención de otros inventores e ingenieros, incluyendo a Elias Howe, Alvan Clark y Christopher Miner Spencer. Howard Roper trabajó con algunos de éstos e hizo buenos contactos que enriquecerían su experiencia.

En 1867 Sylvester creó el Velocipede de Vapor, que era un motor de vapor accionado al montar una motocicleta. Esta máquina se considera una de las tres a las cuales se les ha llamado “la primera motocicleta”; las otras dos fueron el Velocipede de Vapor de Michaus-Perreaux en 1870 y el Reitwagen de Saimler en 1885.

Después de su prototipo inicial de finales de la década de 1860, Sylvester creó una versión nueva del Velocipede, basada en el marco de seguridad de una bicicleta. El motor estaba sujeto a un bastidor de hierro forjado, construido especialmente con resortes de acero para absorber mejor los baches de los caminos. El manillar era de hierro y las llantas de madera con “ruedas” de acero de 34 pulgadas de diámetro. El agua de la caldera estaba en el interior del asiento del conductor. El motor tenía dos pistones con una capacidad de 164 cc cada uno y estaban conectados a un brazo de manivela y a una varilla a la rueda trasera. La capacidad total del motor era de 328 cc.

La verdadera crítica actual hacia el Velocipede radica en que la diferencia entre éste y una motocicleta de hoy en día es que ésta funciona por combustión y no por vapor, pero para finales del siglo XIX, ¿qué hombre era capaz de propulsar un vehículo de dos ruedas sin esfuerzo alguno? El ingenio de Sylvester lo llevó a construir una verdadera motocicleta acorde a la época.

En 1896 Sylvester fallece de un ataque al corazón mientras rodaba en la última versión de su motocicleta.

La segunda máquina de Roper está ahora en el Instituo Smithsoniano, y la primera de 1868 está en manos privadas, después de haber sido ofrecida en una subasta en 2012. Otra versión del Velocipede de 1894 fue exhibido en el Museo Guggenheim en el espectáculo “El Arte de la motocicleta” en Las Vegas, y se mostró en 2011 en la colección del Museo Deeley en Vancouver.

Los acontecimientos más relevantes del motociclismo mundial.

Suscríbete al Newsletter

Galerias