Menú

LOS ACONTECIMIENTOS MÁS RELEVANTES
DEL MOTOCICLISMO MUNDIAL

Rodando al paraíso. Huatulco, Oaxaca

Rodando al paraíso. Huatulco, Oaxaca

ituado en la costa del estado de Oaxaca, al borde de las montañas de la Sierra Madre, Huatulco se extiende a lo largo de 32 kilómetros sobre la costa del Pacífico Mexicano, entre los ríos Coyula y Copalita a sólo 225 kilómetros de la ciudad de Oaxaca.

Huatulco te ofrece el privilegio de hermosas tierras, con sus imponentes bahías color esmeralda pobladas por cientos de peces de varias especies, un destino ideal principalmente por sus hermosas y solitarias playas, perfectas para escapar y vivir en ellas una increíble experiencia.

Algunas de las tantas actividades que puedes hacer en Huatulco, es recorrer en tu moto las diversas bahías con sus playas principales y sus parques submarinos con caprichosas formaciones rocosas que conforman El Bufadero. También podrás apreciar la impresionante roca que, con el paso del tiempo, ha formado la llamada Cara de Piedra.

No podemos dejar de tomar un paseo en lancha por las nueve bahías, unas tres horas de excelente excursión por los sorprendentes entornos, las playas escondidas, la flora y la fauna, todas ellas inspiración de historias mágicas que nos transportan a través del tiempo a una era mítica, llena de aventuras.

Mar con aroma de café: En Huatulco existe una poderosa y aromática razón para dejar de ver un rato el mar: el café. Muy cerca de las hermosas playas se encuentran las fincas cafetaleras donde se produce uno de los mejores cafés de México, el Pluma Hidalgo. El inconfundible aroma, los sorprendentes paisajes de la sierra oaxaqueña y la calidez de quienes atienden estos hermosos parajes, generan una deliciosa adicción.

Lagunas de Chacahua, un secreto oaxaqueño: Se trata de un sitio que la naturaleza bendijo con mucha biodiversidad: reptiles (cocodrilos, tortugas e iguanas) y una gran variedad de aves (martín pescador, garzas grises, blancas, azules y las llamadas garzas tigres, gaviotas y pelícanos).  Localizado a unos 45 minutos al noroeste de Huatulco, este tesoro natural oaxaqueño comprende 14,187 hectáreas, cinco lagunas de agua dulce y salada, y una hermosa costa con dos atractivas playas: Chacahua y Cerro Hermoso.

Ya que se trata de una área nacional protegida, existen sólo cinco comunidades alrededor de los esteros de Chacahua: Chacahua, El Azufre, Zapotalito, Charco Redondo, y la comunidad de la isla El Corral. La mayoría de sus habitantes habla mixteco y el español es su segunda lengua. Una marcada herencia africana se aprecia en los rasgos de muchos habitantes de esta región. Chacahua es un santuario de la tortuga marina. Cada año, nacen entre 150 y 170 mil tortuguitas; es uno de los índices más altos en toda la costa del Pacífico.

 

Casa Bichu: Este lugar, miembro de Hoteles Boutique de México, fue creado especialmente para alojar parejas. Todas las villas ofrecen vista al mar, por lo que las olas susurran constantemente; algunas cuentan con jacuzzi privado. Su creadora, la arquitecta mexicana Mónica Vizcarra, utilizó materiales naturales para diferentes usos, conchas gigantes en los baños se convierten en lavabos, pisos elaborados con flores de madera y estructuras de bambú que dejan pasar la luz y la brisa.

Huatulco y sus delicias: De las gastronomías de México, la de Oaxaca se distingue por la marcada presencia de elementos prehispánicos que si bien se han fusionado deliciosamente con ingredientes del Nuevo Mundo, destacan por su sabor o color en cada platillo. Del chocolate al chile, pasando por los exóticos chapulines, la carne de iguana, el delicioso quesillo y su pan de nata, hasta llegar al sabroso mezcal, la cocina oaxaqueña tiene siempre una sorpresa para el paladar. El camarón y la langosta, así como el bonito, el barrilete y el atún son las especies que más se pescan en la zona.

Llegar a Huatulco es sencillo, tomando las precauciones por tu seguridad y la de los demás, utiliza equipo adecuado, revisa tu moto antes de salir a carretera.

Ciudad de México- Oaxaca – Tomar la autopista de cuota No. 150 en el tramo México – Puebla; seguir por la Autopista No. 150-0 Puebla Córdoba hasta el entronque con la Supercarretera Cuacnopalan – Oaxaca, seguir por ésta hasta llegar a la ciudad de Oaxaca. El tiempo de recorrido aproximado es de 5 hrs.

Ciudad de Oaxaca – Huatulco – Seguir la Carretera Federal 175 con destino a San Bartolo Coyotepec, seguir con dirección a Pochutla y Puerto Angel hasta llegar al entronque con la Carretera Federal Costera 200; desviarse a la izquierda por la Costera con rumbo a Salina Cruz, siga la señalización. Tiempo aproximado de recorrido 6 hrs y media.

Le aconsejamos salir muy temprano y viajar durante el día. La carretera Oaxaca – Huatulco es por la Sierra, es sinousa pero se encuentra en buen estado. Esta carretera ofrece espectaculares escenarios naturales.

Los acontecimientos más relevantes del motociclismo mundial.

Suscríbete al Newsletter

Galerias