Menú

LOS ACONTECIMIENTOS MÁS RELEVANTES
DEL MOTOCICLISMO MUNDIAL

Las ocho motos más famosas del séptimo arte. Parte II

El cine, considerado el séptimo arte, representa una agradable manera de olvidarte de la vida cotidiana y aventurarte a una infinidad de aventuras en la pantalla con diversos personajes —ya sea un  nerd, un atleta, una princesa o un criminal— encarnados por talentosos actores que te invitan a ser partícipes de sus vidas en la pantalla.

En esta segunda parte de “Las ocho motos más famosas del séptimo arte” te contaremos acerca de películas icónicas cuyos personajes y actores fueron en su época símbolos de libertad y rebeldía, tal y como lo proyectaron en sus respectivos filmes.

4 El gran escape (The Great Escape)

Esta joya cinematográfica está dirigida por John Sturges, con un elenco legendario integrado por Steve McQueen, James Garner y Richard Attenborough.

La película estadounidense se estrenó en 1963 y es una adaptación del libro homónimo de 1944 escrito por Paul Brickhill que cuenta los hechos sucedidos en el campo de prisioneros de guerra de Stalag Lift III.

Steve McQueen (mejor conocido como The King Of Cool) intenta escapar en la que sería una motocicleta BMW R75, pero en realidad la moto “alemana” que piloteaba McQueen era una británica, se trataba de una Triumph TR6 Trophy de 1961.

Esta moto de 649 cc de cuatro velocidades tenía un peso de 166 k y se fabricó desde 1956 hasta 1973, cuando fue remplazada por la Triumph Tiger TR7V, de cinco velocidades y 750 cc.

Cabe mencionar que la moto fue personalmente adaptada por el conocido artista y diseñador Von Dutch, amigo de McQueen, quien posteriormente fue poseedor de una de las colecciones de motocicletas más grande, ya que su afición por el deporte del motor no sólo la demostraba dentro de la pantalla grande, sino también fuera de ella.

Te invitamos a ver un fragmento del film para que seas testigo de esta leyenda de película.

3 El salvaje (The Wild One)

Volviendo a la época dorada, esta película estrenada el 30 de diciembre de 1953 representaba un drama de motociclistas dirigida por László Benedek y protagonizada nada más y nada menos que por otra leyenda, Marlon Brando, quien encarnaba al jefe de una banda de motociclistas inconformes con la sociedad.

La cinta estuvo basada en una novela corta llamada The Cyclists’ Raid, escrita por Frank Rooney y publicada en enero de 1951 en la revista estadounidense Harper’s Mazagine.

La historia, basada en hechos reales, trata sobre los acontecimientos sucedidos en el pueblo californiano de Hollister el 21 de julio de 1947, cuando un grupo de motociclistas protagonizó diferentes altercados vandálicos en la zona.

El líder del moto club, Johnny Strabler, llega al pueblo de Wrightsville montado en su Triumph Thunderbird 6T, donde se enamora de la hija del sheriff y vive un sinfín de dificultades que posteriormente obligan a la gente del pueblo a tomar justicia por su propia mano.

Esta Thunderbird de 1950 alcanzaba 34 bhp (25kW) a 6300 rpm, tenía un motor de 650 centímetros cúbicos, cuatro velocidades y contaba con un peso máximo de 180 k.

Curiosamente Triumph, la marca británica, en un principio no estuvo de acuerdo con el uso de sus motocicletas en la película porque temía que su imagen podría quedar relacionada fácilmente con la delincuencia.

Pero hoy en día la marca lo ve con mejores ojos, ya que la película se ha vuelto un clásico e incluso la compañía se ha adjudicado cierta imagen de rebeldía y libertad, como la que Brando proyectó en el film.

Si no has visto esta joya del cine te invitamos a que lo hagas a la brevedad. En caso de que ya la hayas visto, revive un pequeño fragmento en el siguiente video.

2 Buscando mi destino (Easy Rider)

Easy Rider es una película estadounidense del género dramático y del subgénero road movie, dirigida, escrita y protagonizada por Dennis Hopper, y con Peter Fonda, el mismo Dennis Hopper  y Jack Nicholson como artistas principales. Fue estrenada en 1969.

Producción independiente pero con gran éxito taquillero, Easy Rider es considerada un paradigma fundamental en la historia del cine de los Estados Unidos y del mundo entero.

 

Esta película cuenta la historia de Wyatt (Fonda) y Billy (Hopper), quienes montados en un par de motos emprenden un viaje a través de los Estados Unidos con el objetivo de asistir al Mardi Gras (carnaval) en Nueva Orleans.

En el film, Wyatt y Billy utilizaron el mismo modelo de moto, unas Harley-Davidson Hydra-Glide customizadas, pero como Peter Fonda era un motociclista experimentado, su moto era más chopper que la moto que pilotaba Dennis Hopper.

En total cuatro motos de policía fueron usadas en el film: Harley-Davidson Hydra-Glide de 1949, 1950 y 1952, que fueron adquiridas en una subasta en $500.00 dólares, equivalentes a unos $3,400.00 dólares actuales. Cada moto tenía su remplazo para asegurar que no hubiese ningún retraso en la filmación. Una Capitán América fue demolida en la última escena, mientras que las otras tres fueron robadas. La moto demolida fue reconstruida por Dan Haggerty y vendida en una subasta en 2001; ésta la puedes encontrar en el National Motorycle Museum en Anamosa, Iowa.

Posteriormente la icónica Capitán América fue subastada en $1 350 000.00 dólares el año pasado. La moto contaba con documentos de autenticidad, incluyendo una carta de Fonda.

Ésta es la única motocicleta Capitán América original que existe y, sin duda, la moto más famosa del mundo. Y es que ejerció una gran influencia en la industria de la motocicleta, pues el singular ejemplar provocó emociones muy poderosas incluso en miles y miles de personas que no eran bikers, pero que después de ver esa película salieron a comprar su moto.

La película fomentó la idea de rodar, ya que el personaje de Peter Fonda iba abriendo camino para la libertad, y la motocicleta fue el vehículo más viable.

Te invitamos a disfrutar la intro de la película en el siguiente video:

1 Vacaciones en Roma (Roman Holiday)

Esta película de 1953 fue dirigida por William Wyler, y protagonizada por Gegory Peck y la única e inigualable Audrey Hepburn, quien ganó el Premio de la Academia de Mejor Actriz por su desempeño en esta película.

La cinta cuenta la historia de la princesa Ann (Hepburn), quien se encuentra en Roma en una visita oficial. Harta de sus obligaciones reales y de

la soledad que conlleva el mundo monárquico, decide escaparse una noche para vivir como una persona normal, sin protocolos ni barreras sociales. Ahí conoce al periodista americano Joe Bradley (Peck), quien se ofrece para ser su guía en Roma… Y ya no te contamos más, porque si todavía no las has visto es muy buen momento para que conozcas un verdadero clásico de la cinematografía mundial.

Y qué mejor manera de conocer Roma que montado en una Vespa, y conocer de este modo una de las ciudades más turísticas del viejo continente. Fue así como Ann y Bradley recorren esta majestuosa ciudad.

Lo más impresionante es que después del film, Vespa vendió 100 000 unidades. Incluso estamos seguros de que después de ver este clásico tú también querrás recorrer las calles de tu ciudad en este icónico scooter.

Para 1960 la Vespa ya había protagonizado más de 60 películas, y hasta los tipos rudos como Marlon Brando, Dean Martin y Charlton Heston fueron vistos en Vespas fuera de la pantalla. Para 1970 Piaggio anunció la producción y venta de más de cuatro millones de Vespas en el mundo. Y es que este vehículo, más que un transporte económico, funcional y eficiente, era un emblema de la imaginación y la libertad.

Te invitamos a que veas este pequeño fragmento del film.

Los acontecimientos más relevantes del motociclismo mundial.

Suscríbete al Newsletter

Galerias