Menú

LOS ACONTECIMIENTOS MÁS RELEVANTES
DEL MOTOCICLISMO MUNDIAL

Construcción de un imperio mundial: Triumph Motorcycles.

Construcción de un imperio mundial: Triumph Motorcycles.

Esta compañía inglesa de motocicletas es una de las marcas más reconocidas a nivel mundial, pues es superior a otras por la calidad, la elegancia y la tecnología de sus máquinas. Sin embargo, detrás de un sólido imperio hay una historia compuesta por épocas de adversidad y de prosperidad.

En la pasada edición de Motociclo presentamos la vida del emprendedor Siegfried Bettmann, fundador de Triumph Motorcycles, quien estuvo a cargo de esta empresa desde sus inicios hasta el año de 1936, cuando se retiró por la crisis financiera que sufrió la compañía.

En ese mismo año, después del retiro de Siegfried, surgió una nueva era en Triumph Motorcycles, la cual estuvo a cargo de Edward Turner. Este hombre empezó como Jefe de Diseño para posteriormente brincar a Director General, cargo que le dio carta abierta para introducir las características de la moto Ariel Red Hunter a la nueva gama de Triumph monocilíndricas. Así, las motocicletas tuvieron el tanque de gasolina pintado a colores y sus escapes cromados. El modelo Tiger fue la primera aportación de Turner para la compañía inglesa. No fue sino hasta el año siguiente cuando su verdadera obra maestra salió a la luz: la Speed Twin de 1937, que con 6300 rpm alcanzaba los 150 km/h, y que estaba al alcance de quien la quisiera comprar por sólo 75 dólares de ese año.

En la Segunda Guerra Mundial, Triumph fue la marca elegida por la milicia para abastecerse de motocicletas, y la producción de la 3TW alcanzaba las 300 unidades fabricadas a la semana para el servicio de mensajería del ejército británico.

En 1951 el Grupo BSA compra la compañía inglesa por 2.5 millones de libras esterlinas, algo así como 58 millones de pesos. La era de BSA seguía con Turner al frente, quien creó la Thunderbird y la Bonneville, con la novedad de la integración de cambios en el motor, ya que en esa época las cajas eran un elemento independiente del motor. Ambas motocicletas fueron un éxito rotundo para la compañía.

La Bonneville T120, que alcanzaba los 344.67 km/h, fue la motocicleta ideal para que Johnny Allen batiera el récord de velocidad en las salinas de Bonneville, Utah. A raíz de dicha hazaña todas las Bonneville lucían una leyenda que decía: “World’s Fastest Motorcycle”… y realmente era la motocicleta más veloz de la época.

Tras un viaje a las fábricas de Japón, el director de la marca adoptó la técnica de diseño y ensamble de dicha cultura, y fue así como nació la Triumph Trident Triple. Ésta era la versión británica de la Honda CB750, la única diferencia era que la Trident llegó a alcanzar varios éxitos en la Isla de Man.

En 1973 la fusión que tuvo BSA con Norton-Villiers ocasionó que Triumph decayera drásticamente, a tal grado de que casi llegó a desaparecer. Cuatro años más tarde la marca cambió de nombre a Meriden Motorcycles, y estaba completamente a cargo de los trabajadores, sin una cabeza al mando. La crisis persistió hasta 1983, cuando subastaron la planta ensambladora y toda la maquinaria.

Rápidamente, el empresario John Bloor adquirió los derechos del nombre Triumph Motorcycles, mudó la sede a Hinckley y empezó desde cero. Lo que caracterizó la época de Bloor fueron las tecnologías de producción que agilizaron la creación de motocicletas, pero lo que verdaderamente hizo que la marca adquiriera renombre mundial fue el ingenio emprendedor que poseía Bloor. Con él surgió el estilo de motocicletas y de prestigio que hoy conocemos.

En 1990 nació la nueva Triumph Trophy 1200, que fue la iniciadora que dio pie a la creación de los modelos actuales de las Trophy, Daytona y Trident. Tres años más tarde se reinventó la Tiger con un modelo más excéntrico y actual, mientras que el nuevo modelo de la Thunderbird salió un año después, con una línea clásica que, desde entonces hasta la actualidad, caracterizaría el trabajo de Bloor.

El éxito de la compañía inglesa ha persistido rigurosamente desde la década de los ochenta, y actualmente Triumph Motorcycles es conocida como la compañía inglesa con mayor producción de motocicletas. Alcanzan las 50,000 unidades al año, distribuidas en más de 750 concesionarios alrededor del mundo. Pero lo más importante es que se encuentra a la vanguardia, compitiendo con las marcas de motocicletas de mayor prestigio mundial.

Si deseas conocer un poco más de esta marca te recomendamos ver el siguiente video:

Los acontecimientos más relevantes del motociclismo mundial.

Suscríbete al Newsletter

Galerias